La ermita de Los Reyes

Nada sabemos del origen de la ermita de Los Reyes. Luis Fernández señala que la posible fecha de su fundación fue en 1515, aunque sin base documental alguna. La ermita estuvo vinculada a la Parroquia de Nuestra Señora de Candelaria en Chipude hasta el 4 de enero de 1869.
El investigador de la Universidad de La Laguna, Alberto Darias Príncipe, en su tesis doctoral de 1972 Los monumentos artísticos de La Gomera postula que no sería algo extraño que en el siglo XVI hubiera algún templo en el pueblo, ya que en esa centuria, por un lado, funcionaba uno de los cinco ingenios de azúcar que poseía la Isla y, por otro, Valle Gran Rey era una de las zonas de La Gomera donde había tierras pertenecientes al Conde. Aún así la antigua ermita no pasó de una condición de humilde, debido a que Valle Gran Rey fue, durante el siglo XVII y XVIII un lugar de pocos recursos. La situación mejora en el siglo XIX por el aumento progresivo de población. Este dato conlleva que, con motivo de la división de la Diócesis de Canarias, se efectúa el arreglo parroquial de la nueva diócesis, convirtiéndose en el arciprestazgo de La Gomera la ermita de Los Reyes en parroquia auxiliar de la de Chipude, confiriéndola de la misma dotación que la principal, y, llegando incluso a darse, administración sacramental.
En 1883, siendo párroco de Chipude Antonio Rodríguez Acosta, se amplía la antigua ermita y se le dota de algún mobiliario nuevo. A diferencia del resto de lugares de culto de la Isla, la ampliación de la ermita la llevan a cabo artistas locales, que trabajaron la arquitectura y la carpintería del inmueble. Estos artistas adquirieron nociones bastante notorias en el periodo en el que emigraron a Cuba, técnicas que, con posterioridad, emplearían en la ampliación de Los Reyes. La ermita se inaugura, finalmente, en 1926.
En este enlace tienes más información: notas para la historia de Los Reyes
Anuncios