Eduardo Duque

Unas décimas a Valle Gran Rey y a su Patrona en este año de Bajada.
I
Valle Gran Rey se emociona
y saca rosas del cielo,
para que no pise el suelo
el trono de su patrona.
Le ciñe como corona
mangueros y palmerales,
arenas, cañaverales,
costas, cañadas, tambores
y vueltas pétalos, flores
de millones de rosales.
II
Valle Gran Rey se emociona
de San Antonio hasta Vueltas
y son plegarias disueltas
los cantares que pregona.
Su población se ilusiona
como en el campo el sinsonte;
y Las Hayas desde el monte
baja de tea un farol,
cuando se está hundiendo el sol
en el lejano horizonte.
III
Valle Gran Rey se emociona
y hasta el alma de Negrín,
repica el laúd sin fin
y canta con voz gritona.
La fruta verde, pintona
queda hasta que se madura.
El pueblo se transfigura
mirando a su Virgen Bella,
pues nadie ha habido como Ella
Madre y a la vez tan pura.
IV
Valle Gran Rey se emociona
con esta Sexta Bajada,
y con voz ilusionada
un nuevo romance entona.
Borra el llanto que emborrona
sus ojos con la ceniza;
y al arrullo de la brisa
marina en Charco del Conde
a la adversidad responde
con una enorme sonrisa.
V
Valle Gran Rey se emociona
y va a Jesús por María,
la que aumenta la alegría
y los errores perdona.
El pueblo que la ovaciona
acata suyas sus leyes.
Que lleno de fe destelles
Gran Rey con voz positiva
y sigas gritando ¡¡¡¡Viva
Nuestra Madre de los Reyes!!!!
Eduardo Duque.